NIVELES DE UREA EN PLASMA Y LECHE EN RELACION AL INDICE DE PREÑEZ EN VACAS LECHERAS.

W.R. Butler, J.J. Calaman, y S.W. Beam.

Departamento de ciencia animal, Cornell University, Ithaca, NY 14853.

Traducción: Verónica Daireaux, Laboratorio Colon: labcolon@labcolon.com.ar

RESUMEN:

Los objetivos de este estudio son relacionar las concentraciones plasmáticas de urea (PUN) y las concentraciones de urea en leche (MUN) con índices de preñez. En dos experimentos las muestras de sangre y leche fueron tomadas el día de la IA en vacas Holstein. Se compararon 3 métodos de análisis de MUN.

Concentraciones de PUN o MUN mayores a 19 mg/dlse asocian con una disminución en el índice de preñez. (18-21%).

En dos subgrupos (n =51 y n =23 respectivamente) se monitorearon los niveles de progesterona plasmática y MUN durante 5 días post IA. Estos niveles aumentaron paralelamente entre los grupos de alto y bajo PUN. Los valores de MUN mostraron poca variabilidad entre las vacas, pero fue un 8% menor en vacas preñadas y fue disminuyendo a lo largo del tiempo comparado con vacas que resultaron vacías al tacto.

Basándonos en este estudio plasma y leche dan resultados similares en el monitoreo de la urea; niveles de PUN y MUNmayores a 19 mg/dl se asociaron a una disminución del 20% en la preñez.

INTRODUCCIÓN:

Mientras que la capacidad genética de producción láctea ha aumentado, el índice de preñez a disminuido. La ingestade dietas ricas en proteínas estimula la producción láctea, pero a su vez se la asocia con disminución de la fertilidad. Vacas con dietas excesivamente ricas en proteínas aumentaron sus niveles de urea en sangre, alteraron la composición de los fluidos uterinos, disminuyeron el Ph uterino, y el índice de preñez. Los niveles de progesterona plasmática fueron menores en vacas alimentadas con alto contenido proteico.

Relacionando la degradabilidad de la proteína dietaria con fertilidad, Ferguson reporto que concentraciones de urea en sangre que excedían los 20 mg/dl estaban asociadas a una reducción de los índices de concepción en vacas lecheras.

Concentraciones de urea en plasma (PUN) y en leche (MUN) son importantes indicadores del metabolismo proteico.

Los objetivos de este estudio son relacionar niveles plasmáticos y en leche de ureacon concentraciones de progesterona y porcentaje de preñez en rodeos lecheros alimentados con dietas para alta producción lechera.

 

MATERIALES Y METODOS:

Experimento 1: Concentración plasmática de urea y concentraciones de progesterona cercano a la IA, en relación a resultados de preñez.

Se utilizaron vacas Holstein (160 animales), alimentadas con dietas mixtas (50% forraje y 50% concentrado)formulado para proveer 1.62 Mcal/Kg. y contenían 17.5 – 19% de proteína cruda. El día de la IA ( 60 días post-parto) se tomaron muestras de sangre de la vena coccígea (tubos con heparina), se continuo con el sangrado durante 5 días sucesivos en un subgrupo de 51 vacas. Las sangres fueron centrifugadas (1.200 revoluciones durante 20 minutos) y una vez obtenido el plasma, fue congelado. Las determinacionesplasmáticas de urea fueron hechas utilizando el Método automático de diacetylamonoxamina ( Auto method Technicon Industries). Se les hizo tacto rectal para diagnosticar preñez a los 40-50 días post IA.

 

Experimento 2: Comparación de niveles de urea en plasma y leche. Concentraciones y métodos de análisis.

Muestras de sangre y leche fueron tomadas el mismo día de 22 vacas alimentadas con las mismas dietas del experimento 1.Las muestras de leche fueron tomadas al final del ordeñe deljarro común. Además se les tomo muestras a 10 vacas de cada cuarto antes y después del ordeñe. Luego de 30-45 minutos post ordeñe se tomaron las muestras de sangre de la vena coccígeaen tubos heparinizados. ( fueron procesados de la misma manera que en el experimento 1)

Las muestras de leche fueron centrifugadas (1.120 revoluciones durante 20 minutos), y luego se separo la grasa. La determinación de urea plasmática y en leche fueron hechas de la misma forma que el experimento 1.

 

Experimento 3: Niveles de urea en leche el día de la IA en relación a índices de preñez.

Se utilizaron 155 vacas Holstein primíparas alimentadas con la dieta del exp.1., las muestras de leche fueron tomadas el día de la IA. Un subgrupo de 23 vacas se muestreo durante los 5 días siguientes a la IA. Las muestras de leche se procesaron como en el exp.2 y se analizaron en el Auto method.

Se las tacto entre los días 40-50 para confirmar preñez.

 

ANÁLISIS ESTADÍSTICO:

 

Experimento 1:

Para relacionar resultados de preñez con niveles de urea plasmáticos mayores y menores en relación a la media poblacional se uso el análisis de Chi- cuadrado.

 

Experimento 2:

Para evaluar métodos en la medición de urea, el Auto methodse considera estandarizado. “Paired t-test” se utilizo para comparar las concentraciones en plasma y leche de urea en la misma vaca.

 

Experimento 3:

Para relacionar resultados de preñez en vacas con niveles de urea en leche mayor y menor que 19 mg/dl se utilizo Chi- cuadrado. La media de la concentración de urea en leche en vacas preñadas y no preñadas se calculo con T- Student.

 

RESULTADOS.

 

Experimento 1:

Las concentraciones de urea plasmáticas fueron de 18.9 +/- 0.3 mg/dl en el día de IA. El porcentaje de preñez en vacas con valores de PUN mayores que la media fue menor que en vacas con valores por debajo de la media.

Para el subgrupo muestreado diariamente (51)los niveles de progesterona plasmática aumentaron luego del estro. Cuando se compararon con los resultados de preñez, los niveles de progesterona eran mayores en vacas preñadas en los días 4-5 de gestación.

Para el subgrupo las concentraciones de PUN en el día de IA fueron de 18.7 +/- 0.6 y 20.7 +/- 0.6 mg/dl respectivamente para vacas que posteriormente fueron consideradas como preñadas y vacías.

 

Experimento 2:

Las concentraciones de PUN y MUN en la misma vaca no fueron diferentes y tuvieron una alta correlación (20.9 +/- 0.7 y 22.1 +/- 0.6 mg/dl).

La comparación de las muestras tomadas antes y después del ordeñe no mostraron ninguna diferencia.

 

Experimento 3:

La media de concentraciones en MUN en el día de IA fue de 22.3 +/- 0.4 mg/dl;

Para vacas a las cuales luego se las determino preñadas (82)y vacías (73), las concentraciones de MUN fueron diferentes (21.3 +/- 0.4 y 22.8 +/- 0.5 mg/dl respectivamente).

Cuando los niveles deMUN superan los 19 mg/dl los niveles de preñez disminuyen notoriamente.

Los resultados de preñez en vacas con concentraciones de MUN mayores a 19 mg/dl fueron menores que en aquellas con menor MUN.

En el subgrupo (23) los valores de MUN se mantuvieron durante 10 ordeñes sucesivos, pero cuando se clasifico al subgrupo según estado de preñez, los valores de la media de MUN fueron mayores en animales vacíos que en los preñados (24.9 +/- 0.9 y 21.1 +/- 0.9 mg/dl respectivamente)

 

DISCUSIÓN

 

Una alta proteína dietaria da por resultado una alta concentración de urea en plasma y leche, lo que se asocia con una disminución de la fertilidad en el ganado. En el presente estudio las concentraciones de PUN mayores a 19 mg/dl se asociaron a una disminución en el porcentaje de preñez (18%).

Dado que estas vacas fueron alimentadas con dietas típicas para rodeos de leche, los valores obtenidos deben considerarse como un reflejo de la población.

Ferguson (1993) reporto que niveles de urea en plasma mayores a 20 mg/dl resultaron en una disminución de la preñez debido a alteraciones del tracto reproductivo, mientras que Carroll (1988) no encontró ninguna disminución de los porcentajes de preñez en rodeos alimentados con alto contenido proteico, sino que lo asocio al manejo reproductivo, mas que a la ingesta diaria de altos niveles proteicos.

Dado que la urea se equilibra en los distintos líquidos corporales los valores de MUN resultaron similares a los de PUN. La asociación de altas concentraciones de MUN con la disminución de la preñez fue correspondido con los niveles de PUN y porcentaje de concepción.

En el experimento 3 el resultado de preñez fue 21% menor entre vacas con MUN mayores a 19 mg/dl así como el 18% visto en el experimento 1. La diferencia de la media entre los experimentos 1 y 2. (19 vs. 22 mg/dl) refleja mas que nada la calidad de la proteína y la solubilidad del forraje.

Se vio en los resultados que las concentraciones de MUN fueron un poco mayores que las de PUN cuando las muestras de leche fueron tomadas 4 – 5 horas después del suministro de alimento, y las muestras de sangre fueron tomadas luego del ordeñe.

Gustafsson y Palmquist (1993) y Elrod y Butler (1993) reportaron fluctuaciones de PUN a lo largo del día. Generalmente la mínima concentración se encuentra antes de comer y la máxima es aproximadamente 4-5 horas luego de comer. Debido a un lapso de 1-2 horas entre los picos de PUN y MUN, la toma de muestra con respecto al horario de alimentación es importante, en especial cuando se da por separado el forraje del concentrado, en vez de una ración totalmente mezclada.

En el presente estudio donde MUN fue un poco mas elevada que PUN, la diferencia probablemente se debe al momento de la recolección de muestras en relación al momento de alimentación. En un estudio mas reciente (Frajblat y Butler) en donde las muestras de leche y sangre fueron tomadas en simultaneo, MUN y PUN no tenían diferencia significativa.

Además de la poca variación existente entre distintas fracciones del ordeñe, la variación de MUN entre distintas vacas alimentadas con la misma dieta fue también baja (8%). Es importante destacar que esta pequeña variación refleja la alimentación con una ración totalmente mezclada, lo que da poca variación de la urea sanguínea durante el día.

Lo que merece atención es la interacción entre progesterona y urea luego de la IA. Se reportaron niveles 30% mas bajos de progesterona plasmática en vacas con alto PUN debido a dietas de alta proteínas, sin embargo categorizando el rodeo según preñez, el desarrollo de niveles plasmáticos de progesterona post IA fue significativamente mayor para el día 4 en preñadas que en vacías. Este temprano aumento de progesterona periférico confirmaque el aumento post ovulatorio es mas lento en vacas subfertiles que en vaquillonas. Algunos autores sugierenque la falta de desarrollo luteal, debido a una respuesta disminuida a hormonas luteotroficas, puede contribuir a la muerte embrionaria en vacas subfertiles. Contrariamente la presencia de un embrión viable resulta en un aumento de la progesterona y puede ser considerado como un efecto luteotrofico delmismo embrión. A pesar de todo, niveles altos de progesterona en el 3-4 díapost- ovulación lleva a aumentar la sobrevida del embrión y resulta en mejores índices de preñez.

El desarrollo temprano del embrión requiere ambientes uterinos y oviductales apropiados. Estudios realizados por Jordan et al.(1983) reportaron alteraciones en las secreciones uterinas en vacas con dietas ricas en proteínas que resultan en un alto PUN. Cuando vaquillonas fueron alimentadas con proteínas de alta degradabilidad ruminal, las niveles de PUN aumentaron, el Ph uterino se acidifico, y los índices de preñez bajaron. (Elron y Butler 1993) El Ph fue afectado significativamente. Cuando valores de PUN superaban los 19 mg/dl. en ovejas alimentadas con proteínas de alta degradabilidad se registro un aumento del PUN mayor a 18 mg/dl dando como consecuencia una disminución en el desarrollo tempranoy supervivencia del embrión.

Aunque se halla encontrada poca diferencia entre vacas en los niveles de MUN a lo largo del tiempo luego de la IA, si hay una interacción entre porcentajes de preñez y niveles de MUN post IA. Vacas vacías mantuvieron niveles mayores de MUN a lo largo del tiempo, mientras que valores de MUN fueron menores durante el estro y tendían a disminuir dentro de los siguientes 5 días en vacas que posteriormente resultaron preñadas. El significado de esta posible interacción entre urea y los niveles de progesterona en los primeros días de desarrollo embrionario no se puede determinar a partir de los resultados de este estudio, sino que merece una investigación aparte para la investigación de la fertilidad en vacas lecheras.