Trichomoniasis genital bovina

Introducción

Descripción e importancia de la enfermedad: La tricomonosis es una enfermedad bovina venérea causada por el parásito protozoario flagelado Tritrichomonas foetus.

Sinonimia

Trichomoniasis- Trichomonosis

Definición

Es una enfermedad venerea contagiosa que afecta a los bovinos , causada por Tritrichomona fetus , un parasito protozoario flagelado ,cuyo unico sintoma es el aborto temprano.

Etiología

Tritrichomonas foetus pertenece al género Tritrichomonas, de la familia Trichomonadidae. Tritrichomonas foetus es piriforme, mide 8–18 ?m de largo y 4–9 ?m de ancho, y tiene tres flagelos anteriores y uno posterior, y una membrana ondulante. Los microorganismos vivos se desplazan con movimientos espasmódicos y giratorios, y pueden detectarse mediante microscopía óptica. Se debe usar microscopía de campo oscuro con contraste de fase u otros métodos para observar los detalles necesarios para la identificación. Se han publicado descripciones morfológicas detalladas, que incluyen estudios de microscopía electrónica (Warton y Honigberg, 1979). Tritrichomonas foetus solo tiene el estadio de trofozoíto y se multiplica por fisión binaria longitudinal; la reproducción sexual no se sabe que ocurra. Se reconocen tres serotipos según la prueba de la aglutinación (Skirrow & BonDurrant, 1988): la cepa “Belfast”, descrita predominantemente en Europa, África y EE. UU. (Gregory et al., 1990); la cepa „brisbane?, descrita en Australia (Elder, 1964) y la cepa „manley?, que ha sido descrita en solo unos pocos brotes (Skirrow & BonDurrant, 1988) Los hospedadores habituales de T. foetus son bovinos (Bos taurus, B. indicus). El tracto gastrointestinal bovino alberga otros varios tricomonas comensales, como Pentatrichomonas hominis, Tetratrichomonas buttreyi, Tetratrichomonas pavlova, Tritrichomonas enteris y Pseudotrichomonas, que a menudo contaminan muestras prepuciales (Taylor et al., 1994). El número de flagelos, observados bajo luz de contraste de fases o después de la tinción, es una característica morfológica importante que puede ayudar a diferenciar T. foetus de otros parásitos flagelados bovinos. Sin embargo, los tricomonas distintos de T. foetus a menudo son difíciles de distinguir de T. foetus en función del cultivo y la morfología (Taylor et al., 1994). Tritrichomonas suis, un microorganismo comensal de los cerdos, y T. foetus, que afecta a los bovinos, son indistinguibles morfológicamente, serológicamente y antigénicamente. El uso de técnicas moleculares modernas, como el análisis del polimorfismo en la longitud de los fragmentos de restricción (RFLP), el análisis del ADN polimórfico amplificado aleatoriamente (RAPD), el análisis de las repeticiones de longitud variable (VLR) y los métodos de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) basados en espaciadores transcritos internos 1 y 2 (ITS1 y 2) respaldan la opinión de que estas dos especies son idénticas (Tachezy et al., 2002). Más recientemente, se descubierto que T. foetus y T. suis son idénticos en 9/10 loci, y el uso del sinónimo senior de T. suis ha sido suprimido a favor de T. foetus (Šlapeta et al., 2012) Tritrichomonas foetus ha sido descrito en gatos domésticos, caballos y corzos. Otras especies, como cabras, cerdos, perros, conejos y cobayas, han sido infectadas experimentalmente (Levine, 1973). Tritrichomonas foetus también se ha aislado de gatos con diarrea y ahora se conoce comúnmente como el T. foetus “genotipo gato“ (Šlapeta et al., 2012). También se ha descrito que Tritrichomonas foetus causa infecciones en humanos, como meningoencefalitis y peritonitis en individuos inmunodeprimidos e inmunodeprimidos (Yao, 2012). La transmisión de la infección tiene lugar a través del coito, o por examen del tracto reproductor de las vacas con instrumentos contaminados. También puede ocurrir por inseminación artificial (IA), ya que el semen de toros infectados puede resultar contaminado pasivamente por T. foetus presente en la cavidad prepucial. Por lo tanto, todos los toros deben analizarse periódicamente para comprobar si están infectados por T. foetus. En los lugares en los que se usa la IA junto con una monitorización diagnóstica y el sacrificio de toros infectados, la tricomonosis se controla; sin embargo, todavía prevalece en las Américas, Australia, Sudáfrica y los países de Europa del Este donde aún se practica la ganadería extensiva y se permite el apareamiento natural. En los toros, el sitio de infección es principalmente la cavidad prepucial (BonDurant, 1997), en cuyo caso la enfermedad cursa con poca o ninguna manifestación clínica. En el caso de los toros mayores de 3–4 años, la recuperación espontánea rara vez ocurre, lo cual da lugar a una fuente permanente de infección en los rebaños. En toros menores de 3-4 años, la infección puede ser transitoria. Una de las medidas propuestas para controlar la infección por T. foetus en un rebaño es el uso de toros menores de 3-4 años en lugar de toros mayores de 3– 4 años (Yao, 2013). Tritrichomonas foetus está presente en pequeñas cantidades en la cavidad prepucial de los toros infectados, con cierta concentración en el fórnix y alrededor del glande (BonDurant, 1997). Los toros infectados crónicamente no presentan lesiones macroscópicas. En la vaca infectada, la lesión inicial es una vaginitis que, en animales gestantes, ocasiona la invasión del cuello uterino y el útero. Se pueden producir varias secuelas, como una placentitis que conducirá a un aborto temprano (1-16 semanas), secreción uterina y piometra. En algunos casos, a pesar de la infección, la gestación no termina con el aborto y nace un ternero normal y a término. A nivel de rebaño, las vacas pueden, después de la infección, presentar ciclos estrales irregulares, secreción uterina, piometra o aborto temprano (BonDurant, 1997; Skirrow & BonDurrant, 1988). Las vacas generalmente eliminan la infección en 90 días y adquieren una protección inmunitaria de corta duración contra T. foetus durante un período de al menos un año, y, en algunos casos, de hasta tres años (BonDurant, 1997).